Costumbres

Escrito por  

Fué por estos días de febrero, pero de 1960, cuando aún funcionaba el viejo puente de La Boca.Días de alegrías y tristeza, como toda época de carnaval.Un fulano trabajador de una carbonera había perdido todo en una de esas rachas de mala suerte que cada tanto nos golpean. A este pobre hombre lo había golpeado con bastante saña la mala racha. De un día para el otro se vió con que la carbonera había cerrado ante la aparición del gas natural. Dicen que llegó temprano a su casa arrastrando Seguir Leyendo

Leer la nota completa sobre: No todo estaba perdido…