Un carnicero vio entrar un perro a su negocio.

Intentó espantarlo cuando se dio cuenta de que el animal traía un sobre en el hocico.

Curioso, abrió el sobre y encontró un billete de 20 dólares y una nota quedecía: ¿Podría mandarme con el perro 1 Kg. de carne molida y 1/2 kg de cerdo?

El carnicero tomó el dinero y colocó la carne en una bolsa y la puso junto alperro… pero olvidó el cambio.

El perro empezó a gruñir y a mostrarle loscolmillos.

Rápidamente, el carnicero puso el cambio en la bolsa.

El perro secalmó, tomó la bolsa y se fue.

El carnicero, impresionado, siguió al perro.

El animal bajó por la calle hastael semáforo se sentó y aguardó la luz verde, luego atravesó la calle y tomó el autobús.

Durante el viaje el picho miraba por la ventana con mucha atención. De repente, se erguió sobre las patas traseras, tocó el timbre y descendió con la bolsa en el hocico.

El perro caminó un trecho hasta que se detuvo en una casa.

Puso las compras junto a la puerta y empezó a golpear con fuerza.

En el colmo del asombro, el carnicero vio al perro rodear la casa y dirigirse a una ventana.Con las patas rasgó el vidrio varias veces, luego regresó a la puerta.

En ese momento, un hombre abrió la puerta… ¡y comenzó a golpear al perro!

El carnicero corrió y dijo:- ¿Qué es lo que está haciendo? ¡Su perro es un genio!… ¡Es ÚNICO!

El hombre, evidentemente molesto, contestó:- ¡Qué genio ni nada! Es la segunda vez en la semana que olvida las llaves……….

Moraleja:”Por más que te esfuerces y cumplas más allá de tu deber en el trabajo, a los ojos de un jefe MEDIOCRE siempre te faltará algo…….”

Temas: