Es un archivo generado por algunos sitios web o blogs que contiene una versión específica de la información publicada en esa web. Cada elemento de información contenido dentro de un archivo RSS se llama “ítem”.

Cada ítem consta normalmente de un título, un resumen y un enlace o URL a la página web de origen o que contiene el texto completo. Además puede contener información adicional como la fecha de publicación o el nombre del autor del texto.

El archivo RSS se reescribe automáticamente cuando se produce alguna actualización en los contenidos del sitio web. Accediendo al archivo RSS es posible saber si se han actualizado los contenidos y con qué noticias o textos, pero sin necesidad de acceder al sitio web salvo para leer la versión extendida.

Cada feed o canal de información dispone de su propia dirección en Internet o URL del mismo modo que las páginas HTML convencionales. Sin embargo a diferencia de éstas no se pueden visualizar directamente con el navegador, de modo que es necesario utilizar un lector de feeds.

Los lectores de feeds funcionan de forma similar a los programas de correo electrónico. Pero en lugar de consultar un buzón de correo cada cierto tiempo para coger los mensajes consultan periódicamente las direcciones de los feeds para obtener la última versión disponible de su archivo RSS.

Entonces la función de estos lectores es doble:

– Agrupar contenidos de diversos sitios en uno, pudiendo leer varias fuentes en un mismo lugar.
– Informarnos de las actualizaciones de nuestros sitios favoritos, permitiéndonos leer las novedades de forma simple y cómoda.

Algunos de los más populares lectores de feeds son:
Bloglines: Lector de feeds online, en inglés.
Feedness: Lector de feeds online, en castellano.
Feedreader: Lector de feeds liviano y gratuito, para Windows.

Para más información visita:
Definición de RSS, en la Wikipedia en castellano.